RADIACIÓN


LA RADIACIÓN ELECTROMAGNÉTICA

La radiación electromagnética artificial generada por las líneas eléctricas, telefonía móvil inalámbrica o electrodomésticos envuelve nuestra vida diaria. En la última década ha aumentado de manera exponencial en los centros urbanos, sin contar la que se recibe en los hogares. Aunque no se aprecie, sus efectos son acumulativos y pueden dañar la salud, especialmente la de l@s niñ@s y jóvenes. Pero no hay que alarmarse ni renunciar a las facilidades y ventajas que ofrecen las nuevas tecnologías. Conviene estar informado, reclamar cuando sea necesario, conocer las características de los aparatos y dispositivos del hogar y hacer un buen uso de ellos.

Los efectos inducidos por las radiaciones electromagnéticas pueden ser térmicos y atérmicos, que son los que generan un mayor riesgo al producir cambios biológicos. Se calcula que entre un 5 y un 10% de la población es electrosensible y entre los síntomas más frecuentes aparecen dolores de cabeza, insomnio, irritabilidad, depresión o mayor riesgo de cáncer.

Coloque los electrodomésticos contra paredes que den al exterior. Ayudará a expulsar la radiación y evitará contagiar otras estancias

CÓMO CONSEGUIR BUENAS ONDAS EN EL HOGAR...


Caldera de gas y nevera
Es mejor colocarlas delante de paredes que den al exterior para evitar contagiar otras estancias.

Secador
Los utensilios eléctricos que usamos en el baño se conectan muy poco tiempo, por lo que, en principio, no debemos tomar ninguna precaución especial.

Televisión (Si puede votela) y ordenadores
Las televisiones de pantalla plana (plasma o led) no emiten casi radiaciones. Los ordenadores tampoco, si se usan sin enchufar (utilizando la batería).

Radio reloj despertador
Es mejor usar uno a pilas. El transformador que lleva para conectarlo a la electricidad emite ondas electromagnéticas.

Cocina
Mejor vitrocerámica que inducción. Esta genera campos diez veces más potentes.

El móvil: mejor lejos
Encendido, debería ponerse en otra habitación o a más de tres metros de distancia. Los cajones reducen la radiación pero no la bloquean.

Debe alejarse del cuerpo, especialmente de cabeza y genitales.

Elija auriculares pero no utilice los que vienen con el terminal. Opte mejor por unos de tubo de aire.

Opte por el modo altavoz o manos libres al hablar.

Use la mensajería: emite menos.

Instale un film protector para reducir daños por la luz de la pantalla.

Teléfono inalámbrico
“Es la mayor fuente de irradiación por tecnologías inalámbricas en casa. Los de tecnología dect emiten radiaciones todo el día. No conviene instalarlos en el dormitorio y se pueden sustituir por los de tecnología eco dect, que emiten menos y solo cuando se habla por teléfono”.

‘Router’
Si da servicio a un solo ordenador, mejor que sea por cable. Si necesitamos uno inalámbrico, debemos colocarlo lo más lejos posible de las zonas de descanso y apagarlo por la noche.

Paredes y ventanas
Las radiaciones se pueden transmitir por los muros, pero sobre todo por los cristales de las ventanas. Existen pinturas, cortinas y mosquiteras que nos blindan.

¿Son peligrosos los tubos fluorescentes?

Los tubos fluorescentes son una manera muy económica de generar luz visible. Sin embargo pueden ser molestos para la vista ya que se apagan y encienden 50 veces por segundo. También es cierto que generan un poco de luz ultravioleta, pero una cantidad ridícula si se compara con la que recibimos de la luz del sol.

¿Es peligroso hacerse una radiografía?

Las radiografías se realizan mediante rayos X que son radiación ionizante y, por tanto, peligrosas si uno se expone continuamente a ellos. Sin embargo, es mucho más dañina la exposición prolongada al sol, ya que se recibe radiación ultravioleta y, probablemente, alguna exposición a rayos cósmicos y la sensación de peligro es distinta.

¿Es peligroso someterse a una resonancia magnética?

La resonancia magnética se basa en un principio totalmente distinto. La resonancia magnética se basa en la aplicación de un campo magnético muy intenso. Los campos magnéticos resultan totalmente inocuos para los seres vivos, e incluso se están fabricando actualmente los primeros trenes de levitación magnética.

¿Qué hay de cierto en las supuestas plantas que “se comen” las radiaciones”?

Las radiaciones electromagnéticas no pueden ser redirigidas por ninguna materia orgánica y menos por “cactus” u otras plantas. Poner una planta encima de un televisor no sirve absolutamente para nada, excepto decorar la estancia.

¿Qué hay de cierto en la gente que afirma tener dolor de cabeza cuando vive bajo una antena de telefonía en su azotea?

Las antenas de telefonía no emiten hacia abajo, por lo que ninguna persona que se encuentre bajo dicha antena se encuentra recibiendo radiación electromagnética alguna.

¿Y de las personas que tienen una antena de telefonía en un edificio cercano?

La comunicación que se establece con un teléfono móvil es bidireccional, es decir, tanto la antena de telefonía como el propio teléfono móvil deben ambos emitir con la suficiente potencia para que ambos elementos se escuchen mutuamente.
Tener una antena de telefonía en el edificio de enfrente no te hace recibir más radiación que la que tienes habitualmente hablando por el móvil.

Pero curiosamente, se da la paradoja de que si se alejaran las antenas de telefonía móvil a lugares más remotos, los teléfonos deberían emitir con más potencia para poder ser captados por las antenas. Y la cercanía de un teléfono móvil es muchísimo mayor que la de la antena de cualquier edificio aledaño. Y la radiación disminuye con el cuadrado de la distancia. Podemos concluir, sin lugar a dudas, de que el malestar que sienten algunas personas por la cercanía de una antena de telefonía se debe únicamente a la autosugestión.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...