Cuidados de la piel

Cuidados de la piel durante el embarazo

Cuando la mujer está embarazada, el corazón tiene que bombear más sangre, pues tiene que permitir que una cantidad adicional llegue al útero. Este hecho hace que se produzca un incremento del volumen de sangre y del riego sanguíneo. Por eso se dice que muchas embarazadas tienen mejor aspecto que nunca, pues la piel de su rostro adquiere un aspecto sonrosado y más saludable.
Un consejo general para el cuidado de la piel durante el embarazo es que, si no se presentan problemas o cambios en la epidermis, es conveniente seguir más que nunca los mismos hábitos saludables que de costumbre para esta zona, como la limpieza diaria o hidratación y nutrición en el caso de las pieles más secas.
Igualmente, durante los nueve meses de gestación se debe evitar el uso del peeling que contenga ácidos como el glicólico, y cremas antiedad que contengan retinol, pues este componente puede afectar directamente al feto.
No obstante, hay algunos problemas o cambios que afectan a la piel de las embarazadas que conviene vigilar y controlar, como el acné, el cloasma o las estrías. También es bastante habitual la aparición de la ‘línea alba’ que se conoce también popularmente como ‘línea negra del embarazo’. Te contamos por qué se producen y cómo paliar sus efectos para mantenerte bella.

Cloasma: "la máscara del embarazo"

Durante el embarazo existe una tendencia bastante común a que salgan manchas en la cara. Estas manchas son conocidas con el nombre de ‘cloasma gestacional’ y surgen como consecuencia de los cambios hormonales propios de este periodo. También puede influir en su formación una cierta disposición genética al ser de piel oscura. Lo que sucede durante la gestación es que las variaciones de hormonas en el seno materno influyen en las concentraciones de melanina –sustancia que nos protege del sol y que da color a la piel y el pelo– que se acumula en determinadas zonas de la cara y forma una especie de manchas de color café.

Consejos para combatir el cloasma

  • Para prevenir estas manchas es muy importante evitar el sol directo en la cara, incluso durante el invierno.
  • Para ello es adecuado que la embarazada use protector para el sol, incluso es conveniente que las cremas de uso diario del rostro tengan factor de protección solar.
  • Por otro lado, durante el embarazo hay que evitar la aplicación de jabones abrasivos, cosméticos irritantes o productos específicos para eliminar las manchas, pues suelen contener ácidos que penetran en la piel y pueden ser dañinos para el feto.
  • No te preocupes en exceso, muy posiblemente tras el parto estas manchas desaparezcan poco a poco y sin necesidad de tratamiento.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...