Bolas de pelo

Bolas de pelo en los gatos

La formación de bolas de pelo en el estómago de los gatos constituye un problema muy común en estos animales, que tiene que ver con su estilo de vida. Los gatos, siguiendo sus pautas de conducta de higiene normal, pasan una buena parte del día acicalándose con su lengua, provista de papilas gustativas que sobresalen en forma de pequeños conos. Gracias a ello, son capaces de arrastrar la suciedad de la piel y el pelo, y a no ser que se ensucie con sustancias muy pegajosas y difíciles de eliminar, a cualquier gato le basta con su acicalamiento diario para mantenerse perfectamente limpio. De hecho, no es necesario bañar a nuestro gato, aunque es posible acostumbrarles a ello desde cachorros e, incluso, que tu felino llegue a disfrutar de un baño relajante con un champú adecuado.
El acicalamiento diario conlleva que una buena cantidad de pelo sea ingerida por el gato y pase a su tracto digestivo para luego ser expulsado mediante el vómito o con las heces. Este hecho entra dentro de la normalidad; el problema viene cuando nuestras mascotas son incapaces de eliminar esas masas o bolas de pelo, que con el tiempo se acumulan en el tracto digestivo, mezclándose con el alimento, la saliva y los jugos gástricos, y llegando a formar en algunas ocasiones verdaderas piedras denominadas tricobezoares.

El pelo de los gatos

De distinta longitud, forma y color, el pelo de los gatos, además de cumplir su función como aislante en condiciones climatológicas adversas y protector frente a agresiones externas como insectos o vegetación, sirve como vía de expresión del comportamiento del animal, erizándose cuando muestra una actitud agresiva o defensiva, por ejemplo. Además, está claro que un pelo sano y cuidado refleja una buena salud general en los felinos.
Los gatos mudan el pelo de forma natural en las épocas del año en las que el clima se suaviza, la primavera y el otoño, aunque esta regla se cumple estrictamente solo en aquellos felinos que viven en el medio exterior, ya que por efecto de los sistemas de calefacción y la luz artificial, los gatos caseros de interior pueden eliminar bastante cantidad de pelo durante todo el año.

Tratamiento y prevención de las bolas de pelo en gatos

El tratamiento consiste en ayudar a nuestro gato a eliminar las bolas de pelo administrándole productos dietéticos específicos, como la malta, que también se pueden utilizar como preventivos. En su caso, será necesario ademáscontrolar los vómitos y corregir el estreñimiento. Para ello, nuestro veterinario valorará el estado del animal y llevará a cabo los tratamientos más adecuados. Los acúmulos de pelo imposibles de eliminar, y particularmente si han llegado a provocar una obstrucción del tracto gastrointestinal, deben ser retirados mediante una intervención quirúrgica.

Prevención de la formación de bolas de pelo en gatos

Para prevenir un acúmulo excesivo de pelo que pueda llegar a comprometer la salud de nuestra mascota es necesario, en primer lugar, disminuir la cantidad de pelo que ingiere diariamente y, en segundo lugar, facilitar su expulsión natural con la ayuda de productos específicos que se añaden a su dieta habitual.
Uno de los métodos al que podemos recurrir para eliminar una buena parte del pelaje muerto o a punto de caerse es el cepillado, especialmente en gatos de pelo largo. Es recomendable comenzar cepillando a nuestro gato a contrapelo, de la cola a la cabeza, con un cepillo de cerdas muy suaves. Posteriormente utilizaremos un peine o cepillo especial para eliminar pelo sobrante. Si le acostumbramos desde cachorro, este puede ser un buen momento para relajarse y reforzar el vínculo con nuestro gato. Asimismo, para evitar que el animal se acicale excesivamente por aburrimiento y trague todavía más pelo, es muy aconsejable jugar con él todos los días y proporcionarle un ambiente rico en estímulos para mantenerle entretenido y activo.
Por otro lado, existen diversos productos destinados a facilitar la expulsión de las bolas de pelo que se pueden incluir en su dieta habitual. Cada vez es más común encontrar pienso específico que contiene fibra y otros elementos para el control de la formación de bolas de pelo. También podemos ofrecerle malta, un extracto vegetal de cereales en forma de pasta oscura o de golosina, que además de favorecer el tránsito intestinal les encanta como premio. Generalmente, basta con que tomen una pequeña cantidad dos o tres veces por semana, directamente del tubo, o untándosela en la pata o la boca.
Como alternativa podemos cultivar una planta purgante conocida comúnmente como hierba gatera. Se encuentra fácilmente en cualquier tienda para mascotas y además de ayudar a expulsar el pelo tras ingerirla, les produce sensación de bienestar y les mantiene activos y juguetones.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...