Avitaminosis

Avitaminosis: faltos de vitaminas

Avitaminosis, por definición, es la total ausencia de vitaminas en una persona. El término más correcto a emplear eshipovitaminosis, que expresa mejor la idea de que se produce un déficit o carencia parcial en la cantidad de una vitamina o un grupo de ellas en el organismo. Sin embargo, muchas veces, y de modo coloquial, el término avitaminosis se emplea en el sentido de carencia parcial.
Las vitaminas son nutrientes necesarios para el organismo, habitualmente en cantidades muy pequeñas. Sin embargo, si no se consume una dieta variada que contenga todos los grupos de alimentos, es relativamente fácil no llegar a cubrir las recomendaciones mínimas diarias. De hecho, excepto un par de casos, la inmensa mayoría de las vitaminas son esenciales, lo que significa que, además de necesarias, el hombre debe tomarlas u obtenerlas obligatoriamente del exterior, porque su organismo no es capaz de fabricarlas. Teniendo en cuenta este dato, la importancia de la dieta en este desarreglo cobra todavía mayor relevancia.
A pesar de lo que pudiera parecer, la avitaminosis no siempre le ocurre a personas que habitan en los países en vías de desarrollo, en los que un gran sector de la población puede presentar graves desnutriciones y donde parece lógico hablar de bajos niveles vitamínicos. En las regiones más favorecidas económicamente también se producen con frecuencia situaciones de carencia de vitaminas, debido a diversas circunstancias que explicamos en el siguiente apartado. 

Tratamiento de la avitaminosis

El primer paso a dar en el tratamiento de la avitaminosis o la hipovitaminosis es el estudio y evaluación de la dieta del paciente, con el objetivo de solventar los posibles errores que está cometiendo mediante una educación nutricional seria y rigurosa.
Es muy importante inculcar en la población, desde la infancia, el hábito de incluir alimentos de todos los grupos, sin excepción, en las cantidades y frecuencias recomendadas, y combatir falsos mitos en alimentación y peligrosas ideas que ponen en riesgo la salud de quien los sigue.
Asimismo conviene eliminar todas las posibles causas orgánicas que podrían estar detrás de una incorrecta absorción de nutrientes, mediante un estudio digestivo y un análisis de la medicación que toma esa persona.
La suplementación vitamínica puede ser un buen recurso para superar los momentos más bajos de la carencia e intentar poner al día los niveles, pero contando siempre con el consejo profesional y siendo conscientes de que el exceso de la mayor parte de las vitaminas no se acumula en el organismo, por lo que es inútil hacer un tratamiento con mega-dosis durante un espacio de tiempo, si luego no se lleva una dieta equilibrada, saludable, completa y variada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...